Avisar de contenido inadecuado
Expand

Psicologia afectiva

    PSICOLOGIA  AFECTIVA

 

 

 

LA AFECTIVIDAD ES EL MOTOR DE LA EXISTENCIA HUMANA

La Afectividad es el motor de la existencia humana. Esta tesis se sostendrá a partir de dos argumentos. El primero radica en el sustento que subyace los fundamentos evolutivos de la afectividad y el segundo se basa en lo que ha sido el desarrollo conceptual de la afectividad, es decir, ahonda en sus raíces epistemológicas. Esta tesis también se puede argumentar, a partir de los múltiples escenarios de la cotidianidad relacionados con las fuentes de felicidad del ser humano, a saber, familia, pareja, amigos, trabajo y uno mismo; en las que la afectividad actúa como eje central. Dicho argumento respaldará la segunda parte de este ensayo.

En la primera línea argumental se plantea la correlación existente entre Arqueología de la Mente del antropólogo Steve Mithen y la teoría modular evolucionista de la mente de Pedagogía Conceptual desarrollada por Miguel De Zubiría. Correlación que evidencia los remotos orígenes de la afectividad y su proceso evolutivo.

La segunda línea argumental permite demostrar la evolución conceptual de la afectividad. Pues hace un recorrido a través de sus bases epistemológicas, hasta evidenciar cómo y por qué, es el concepto Afectividad el que mejor define todos aquellos estados internos que exigen evaluación. En concordancia con esto, también ratifica por qué el concepto de inteligencia es un seudo concepto que debe ser remplazado por el de mente humana. A su vez, establece la directa correlación entre los tres tipos de mundos que habita el ser humano, planteados por el filósofo Karl Popper y los tres tipos de afectividad que traza Miguel De Zubiría.

autoria de luz adriana triado.

 

Ver imagen en tamaño completo

 

 

 

 PROCESOS AFECTIVOS

Emociones. Se caracterizan por ser procesos afectivos que acontecen el presente. Son fenómenos fugaces, difusos y difíciles de describir. Se pueden observar porque tienen una respuesta corporal. Tienen unas características determinadas: Están determinadas por algo externo o exterior, por eso se habla de shock emocional. Se presentan súbitamente y tienen una duración breve. Tienen una expresión somática y visceral, hay un correlato. Tienen una bipolaridad, en el sentido de que pueden oscilar entre el polo de lo agradable y desagradable, placer / displacer, satisfacción / desagrado. Desencadenan tres tipos de efectos:
Inmediatos o automáticos: Son los primeros que aparecen. Consecuentes a una determinada situación emocional. Se conocen más aquellas respuestas que siguen a situaciones emocionales de tonalidad desagradables. Son reacciones de urgencia o emergencia que hacen frente a una situación emocional que el sujeto considera desagradable o amenazante. Son tres: Sorpresa: suele surgir como respuesta a un estímulo emocional inesperado. Se traduce por una respuesta somática o corporal de corta duración, unos 0.25 - 0.5 segundos como máximo. Se produce una contractura de los músculos posteriores del cuello, propulsión de brazos hacia delante y aumento del parpadeo. Es como una etapa preparatoria a la reacción de miedo-cólera. Miedo - cólera: sigue a la de sorpresa. A veces puede darse una respuesta de agresividad frente al estimulo emocional o tam puede darse la respuesta de miedo, que se traduce en forma de huida o alejamiento del estimulo amenazante. Otras veces consiste en quedarse clavado en el sitio. Sincope: surge siempre como consecuencia de un estimulo desagradable y de gran intensidad, de gran intensidad. Se manifiesta por debilidad muscular, aumento de la sudoración, náuseas, bostezos, oscuridad en los ojos, y alcanza su punto máximo con la pérdida de conciencia y descontrol de los esfínteres.

Respuestas secundarias: Supone un intento de recuperación del gasto energético provocado en nosotros por las respuestas inmediatas. Se manifiestan por fatiga, apatía y depresión del ánimo.

Efectos persistentes: Reflejan una lucha del organismo contra las respuestas secundarias. Son como hábitos emocionales que tratan de prolongar los efectos agradables de una emoción o de suprimir los efectos desagradables de una emoción.

Tendencias. Son procesos afectivos que apuntan hacia el futuro. Son fuerzas impulsoras que apuntan al futuro y que permiten al hombre llevar a cabo su vida. Hay tres tipos: Tendencia de la existencia: son aquellas que posee el ser humano y que permiten o favorecen su existencia. Son consecuencia de los impulsos vitales. Ejemplo: tendencia a la actividad, tendencia a la sexualidad, tendencia al placer… Tendencias del Yo individual: nos facilitan la lucha por la existencia, ya que estamos en una vida competitiva y tenemos que sobrevivir. Son las siguientes: La tendencia a la conservación individual (nutrición, ataque, defensa, huida). El egoísmo: el ser humano por naturaleza es egoísta y tiende a lo beneficioso para el. El poder: todos los seres humanos tienden a alcanzar una parcela de poder. La notoriedad: a todos nos gusta conseguir la estimación ajena. Autoestimacion: es la estima de nosotros mismos. La venganza: el ser humano tiende a vengarse por naturaleza. A alcanzar un nivel de aspiración: todos esperamos ser algo en la vida. Tendencias transitivas: aquellas que trascienden los límites del Yo. Son de tres tipos: Dirigidas al prójimo: aquellas que se dirigen a los demás seres vivos: convivencia, benevolencia, amistad, bondad, tendencia amorosa. Dirigidas a lo supraindividual: están por encima de los individuos. Crear, saber, buscar la verdad, la justicia, el deber, a amar las cosas… Dirigidas a lo absoluto: nacen de la necesidad del hombre de superar la relatividad y fugacidad del Yo y de las cosas del mundo: artísticas, metafísicas, religiosas…

LA ANGUSTIA. Presenta problemas a la hora de conceptualizarla. Por eso antes debemos distinguir entre lo que es la angustia normal y la angustia patológica:

Ver imagen en tamaño completo

 

 

Angustia normal: Sirve para autentificar nuestra existencia, depende de la situación del hombre en el mundo. Sucede por estar entre dos ultimidades el nacimiento y la muerte, y el ser humano no ha elegido ninguna de las dos. A lo largo de ese transcurrir, el ser humano esta obligado a tomar decisiones entre distintas opciones y diferentes formas de vida. Cuanto mas transcendente sea la decisión mas angustia genera. Además aquí se añade la incertidumbre de saber si la elección tomada es correcta o no. En esta elección, además se toman unas responsabilidades, lo que tamb provoca ansiedad.

Angustia patológica:

 Nos impide llevar a cabo una existencia normal. Surge ante cualquier amenaza a la existencia del ser humano. La angustia hay que diferenciarla del miedo: el miedo es la amenaza de lago objetivo y real; la angustia es el temor a algo que no se conoce.

También hay que diferenciar angustia y ansiedad, aunque casi siempre van entremezcladas, ya es muy difícil distinguir entre ellas.
La angustia: se da una vivencia de muerte inmediata o de perdida de la razón o locura. Es un sentimiento íntimo que tiene una expresión corporal: se siente como un nudo en la garganta, se encoge el corazón, lo que inmoviliza y sobrecoge al paciente Todo esto se acompaña con una lenificación de la temporalidad.
La ansiedad provoca zozobra, desasosiego interior, tambien tiene una expresión corporal que se manifiesta con opresión torácica, inquietud psicomotriz, falta de aire, por lo que hay una necesidad de suspirar, etc. además hay una aceleración de la temporalidad.

Esta angustia patológica puede vivenciarse de tres formas distintas: Angustia flotante: el psiquismo esta como flotando, inunda el aspecto intimo del individuo. Es un temor general a no poder llegar a ser lo que deseas ser. Se tienen miedo sin saber a que ni porque. Tambien denominada inconcreta. Angustia fijada: se fija sobre determinadas situaciones y objetos de un individuo. Puede estar fijada a: Objetos: llamadas fobia. Ideas: obsesiones. Personas: paranoias

Angustia reprimida:

 

es una forma oculta de angustia que representa un mecanismo de evasión de situaciones traumáticas. El psiquismo del individuo forma una represión de esa angustia, que intenta salir al consciente provocando mas inquietud.

Desde el punto de vista clínico, la angustia puede manifestarse de dos formas: Aguda: tambien llamada crisis paroxísticas o ataques de pánico. Todo aparece de forma brusca y con gran intensidad, tiene una duración corta, de 30 min. a 1 hora. Cuando esta pasa, el paciente se queda laxo, como si le hubieran dado una paliza. Crónica: estados de angustia o ansiedad, los signos aparecen de forma continua en el individuo pero con baja intensidad.

 

TRASTORNOS DE LA AFECTIVIDAD

spmalito.jpg South Park malito image by NoSeas

Trastornos cuantitativos

Por exceso: Hipertimia o exceso de afectividad: es la exaltación de la afectividad, bien hacia el polo del placer o del displacer. La placentera es un estado de euforia, de alegría, que se da en cuadros maniacos. La displacentera es una vivencia de tristeza patológica, que se da en cuadros de depresión. Tambien se pueden entremezclar las dos, dando una hipertimia mixta, donde hay manifestaciones depresivas más las maniacas.

Por defecto: - Hipotimia: disminución del potencial afectivo, hay escasa reacciones afectivas. Atimia: falta absoluta de afectividad y de reacciones afectivas.

Trastornos cualitativos
- Acedia: es la anestesia de los sentimientos. La vivencia que domina en el paciente es de vacío emocional de la vida.
- Rigidez afectiva: bloqueo afectivo o congelación de la afectividad. Es la incapacidad del sujeto para modificar el estado de ánimo a pesar de la intensidad, el cual permanece fijado en la euforia, en la tristeza o en la normalidad.
- Labilidad: es el extremo opuesto a la rigidez, son variaciones bruscas e inmotivadas de gran intensidad y de breve duración del estado de animo sin que haya ningún motivo para ello. Se cambia de un estado de alegría a tristeza.

- Incontinencia emocional: se produce una expresión aparatosa de la menor variación del estado de ánimo. Hay una dificultad para contener las emociones. Ante mínimos estímulos tristes, lloran mucho y viceversa.
- Inversión de los afectos: el paciente odia a quien debería amar y viceversa, se invierten los afectos.
- Indiferencia afectiva: tambien llamado embotamiento afectivo: perdida de la resonancia interna de los afectos. El paciente permanece indiferente frente a los afectos, ya no siente el cariño que sentía por las personas que quería, el mismo lo considera patológico.
- Paratimia o inadecuación afectiva: afecto paradójico de la afectividad. Las emociones no se ajustan a las vivencias pero se corresponden al contenido de sus vivencias.
- Ambivalencia: es la existencia de dos impulsos opuestos hacia la misma cosa y en el mismo tiempo. Hay sentimientos contradictorios hacia un objeto, persona… puede existir amor / odio por una persona sin ambos se junten.
- Deformación catatimica o afectiva: deformación de la realidad como consecuencia de un determinado estado de animo o estado afectivo. Si estoy alegre lo veo todo muy bien y de color de rosa.
- Perplejidad: estado de desconcierto, indecisión, asombro…

 

 

 

 D-Todos.com - Imagenes para MSN, MySpace, gifs animados, generadores de textos y mucho mas.

!Sobre el blog

RisaLA AFECTIVIDAD ES EL MOTOR DE LA EXISTENCIA HUMANA
               

Ver imagen en tamaño completo
                                                                   INDICE
                                           
1. CONCEPTO. RELACIÓN DE LA AFECTIVIDAD CON LOS SENTIDOS Y LA INSTINTIVIDAD.
2. AFECTIVIDAD, INTELIGENCIA Y VOLUNTAD. TEMPERAMENTO, CARÁCTER Y PERSONALIDAD. RESPUESTA AFECTIVA Y RESPUESTA INTELECTUAL.

3. CONCEPTO DE DIVERSIÓN.

4. DIVERSIÓN Y MANIPULACIÓN DE LA AFECTIVIDAD.

5. EDUCACIÓN DE LA AFECTIVIDAD.

6. AFECTIVIDAD Y SEXUALIDAD. LAS LLAMADAS DESVIACIONES SEXUALES.

7. HOMOSEXUALIDAD. ¿OPCIÓN, TRANSTORNO O PATOLOGÍA?

8. AFECTIVIDAD Y SEXUALIDAD ERGOSINTÓNICA O ERGODISTÓNICA.

9. TERAPIAS Y SOLUCIONES.

10. IMPORTANCIA DE LA CONDUCTA.

Estado actual de la discusión y algunas propuestas




La afectividad es la capacidad de respuesta sentimental que tiene la persona: el desarrollo de la propensión a querer. Somos capaces de captar, de manera automática y sin un especial razonamiento, que hay personas afables, con las que se sintoniza con facilidad, "confortables", y otras que son un auténtico "cardo borriquero". Todos tenemos capacidad afectiva, pero en distinto grado de cantidad y de cualidad. Saber distinguir entre instinto , sentimiento , afecto y emoción .

2. Afecto: Inclinado a alguna persona o cosa. Sentimiento intenso y pronunciado, de duración relativamente breve y delimitable, que se acompaña, por lo general, de síntomas corporales vegetativos de carácter expresivo: alegría, angustia, vergüenza, temor...

Ver imagen en tamaño completo




3. La respuesta afectiva se contrapone con la respuesta de comprensión intelectual.

4. Importancia de tener "cabeza" y "corazón".

5. Educación de la afectividad. El ser humano se podría comparar a una pirámide de capacidades y notas constitutivas. En el vértice de la pirámide nos encontramos con la capacidad de raciocinio: la inteligencia. Esta nos indica, con bastante objetividad qué es lo que nos conviene, qué es lo bueno para mí. Y después "queremos" con la voluntad. Por debajo de estas capacidades está la afectividad, que nos lleva a "apetecer" y a "gustar". Educar la afectividad está en la línea de saber controlar sus peticiones, equilibrándolas con las razones intelectuales y con la fuerza de la voluntad .

6. La formación personal lleva a la adquisición de capacidades integradas, a tener ese equilibrio interior que da como resultado una persona madura. Una persona madura se la puede definir como la que tiene una buena integración de sus capacidades, un buen autocontrol y una buena relación con su entorno .

7. Las razonadas sinrazones: " El corazón tiene unas razones que la cabeza no entiende". Esto es así, pero no siempre tienen que ser estas "razones" razonables y buenas. En muchos casos son negativas y deteriorantes para la persona, que ha de tener en cuenta que se pueden tener muchas "razones" y no tener "la razón".

8. La reflexión sobre nuestras actuaciones. Ir a delimitar los motivos por los que nos movemos. Ir al fondo de las cosas. Intentar alcanzar una cota importante de autoconocimiento. Todos tendemos a no valorarnos con objetividad y a que aparezca, o una sobrevaloración ( el mejor negocio del mundo es comprar a las personas por lo que valen y venderlas por lo que creen que valen ) o, en ocasiones, un sentimiento de infravaloración.

9. Enseñar que la felicidad no es un bien perseguible por sí mismo, sino que aparece como resultado de la lucha, del esfuerzo por vivir una vida adecuada y buena. En gran parte la felicidad depende de la conducta y de las razones por las que tenemos determinada conducta, aunque no nos apetezca.

10. La bondad no es estupidez. La lealtad no es chuparse el dedo. El triunfo humano no es una meta absoluta. El descanso no es la razón para justificar el esfuerzo, ni el esfuerzo es un mal que hay que delimitar. La diversión no es un derecho superior, ni el fin de la vida. "Es que soy así" no justifica nuestra conducta ni nuestra falta de esfuerzo por conseguir una vida adecuada.

11. La diferencia que hay entre tener metas y tener aspiraciones: en el segundo caso prima la afectividad. Contrariamente, en el caso primero prima la efectividad.

12. Importancia de valorar el correcto desarrollo de la afectividad, para poder poner remedio a las posibles patologías que se dan en este campo.

13. Desviaciones de la afectividad. Importancia de la edad. La curiosidad. Incidencia de la progresiva fijación de las tendencias afectiva y sexual en los primeros años posteriores a la pubertad.

14. La sinceridad como terapia para no enquistar problemas puntuales. Tendencia del adolescente a obsesionarse y absolutizar sentimientos, afectos, curiosidades, movimientos corporales, etc., episódicos, momentáneos y no permanentes.

15. Enseñar conductas. La conducta es moduladora de la sensibilidad y de la afectividad. La manera de vivir "tira" de la manera de sentir. Ante problemas en este campo hay que conseguir que se tengan ideas claras (formar bien la cabeza) y conductas equilibradas.

16. Si se tiene la obligación de ayudar a otros a formar su afectividad, no hay que tener miedo a entrar a fondo en esta materia. Nunca pasar de puntillas. Huir de tabúes. Saber que en personas jóvenes la importancia de los problemas afectivos que puedan aparecer es relativa, siempre que se delimiten adecuadamente y se apoye el desarrollo psíquico y conductual equilibrado.

17. La homosexualidad: ¿Qué es? La homosexualidad es la atracción sexual y emocional persistente por alguien del mismo sexo. Teoría genética (gemelos homocigóticos y heterocigóticos), hormonal, caracteriológica y del aprendizaje. Homosexualidad y sentimiento de inferioridad. Enfermedad u opción de la naturaleza. Homosexualidad ergodistónica y ergosintónica.






18. Homosexualidad masculina: 4 al 6% de los varones. En la mujer: un 2%.

19. Instintividad. Sensibilidad y afectividad.

20. Etapas del desarrollo. La visión froidiana. La primera adolescencia. La fijación del sexo psicológico.

21. La conducta moduladora de la afectividad y la sensibilidad.

22. La subcultura de la homosexualidad: droga, prostitución, pornografía… El estilo de vida gay desinhibido y militante. Cambiemos de parecer. " Busqué el amor y sólo encontré aficionados". El sentimiento de culpa en el homosexual. La huida hacia delante. Homosexualidad y feminismo. El mercado de lo homosexual.

23. Sexualidad y generación. Sentido de la sexualidad.

24. Homosexualidad y leyes: la ley propone modelos de unión. Presión de la National Gay Task Force sobre la American Psychiatric Association para que suprimiera la homosexualidad de la lista de desórdenes mentales. En 1973 se pasó de trastorno a condición. El orgullo gay. Lo que no acepto, no es. Diferencia entre lo que es corriente y lo que es normal.

25. Terapia conductista y conductual. Posibilidades de reconducir la afectividad. Dificultades. Nuevas terapias.

26. Moralidad. Situación en la vida. No ejercer la sexualidad. Homosexualidad y Catecismo de la Iglesia Católica. La moral de situación.

Dar una visión centrada, realista, sin miedos, y positiva de la sexualidad.

 

 

Leer más sobre este blog en Obolog

{
}